Hule en México

EL HULE Y EL ORIGEN DEL JUEGO DE PELOTAimg_hule en mexico-u2126-fr

Al igual que otros materiales, el “hule”, era considerado de naturaleza sagrada, por lo que era empleado en el culto a los dioses. En los diferentes asentamientos arqueológicos ubicados en la región de Mesoamérica, se han encontrado objetos de hule, junto con otras ofrendas a los dioses, como por ejemplo en el Cenote Sagrado de Chichén Itzá.

Nuestros ancestros obtenían el látex o hule, del árbol “OLCUÁHUITL o ULCUÁHUITL”, que quiere decir “Árbol del Hule”. Este se encuentra en diferentes regiones de la hoy, República Mexicana; y su nombre varía de cultura en cultura. Por ejemplo: los tarascos de Michoacán, lo llaman tarantacua; los chinantecos de Oaxaca, tiniag-niasé; los huastecos de San Luis Potosí, pem; los mayas de Yucatán kik-ché o yaxha; y en algunas partes Veracruz se refieren a él, como olocahuitle o como tsacat, los totonacos.

Vemos en las crónicas realizadas por Sahagún, Torquemada, Durán y Clavijero, diferentes referencias a cómo realizaban la extracción del hule los antiguos méxicanos. Fray Juan de Torquemada refiere lo siguiente:”… para sacarle el látex se ha de picar el árbol con un hacha o machete y por aquellas picaduras destila el licor dicho, para cogerle ponen los naturales unos vasos redondos que ellos llaman “jacalli” y nosotros calabazas; y esto en la forma y cantidad que quieren y en ella lo dejan cuajar, y cuajado lo echan a cocer en agua caliente: y hácese una pelota redonda del tamaño que quieren hacer de él y este llaman “ulli”.

El hule adquirió gran importancia religiosa, llegándose a usar en el lenguaje náhuatl, como sinónimos de “movimiento”, las palabras ollin y olli, que significan respectivamente, movimiento y hule. Así mismo, surgió una vinculación sagrada entre la savia del árbol y la sangre; ya que desde el punto de vista religioso tenían el mismo significado. Un ejemplo de esto es que en las fiestas dedicadas al dios Tláloc, dios de la lluvia, se le ofrecían objetos goteados de hule, para solicitarle la lluvia. Tal fue la importancia que llegó a tener, que a la pelota de hule, se le consideraba un objeto sagrado, tal y como lo demuestran los códices.

Dirección

Emiliano Zapata No. 1 San Lorenzo Río Tenco Cuautitlán Izcalli 54713, Estado de México

Teléfono:

(+52) 55 5872 7522

Aviso de Privacidad